El mito de Don Juan en Sevilla – 11-Nov en Hosteria del Laurel

EL SABADO 11/NOV A PARTIR DE LAS 13:00. Representacion de escenas de la obra DON JUAN TENORIO en la Hosteria del Laurel.

Cientos de MITOS y LEYENDAS alimentan el espíritu de nuestra ciudad, una de ellas describe a la Sevilla de antaño, a la del siglo de oro, de una manera magistral... hablamos de "Don Juan Tenorio".

"Quien a Sevilla no vió, no vió nunca maravilla, ni quiso irse de Sevilla, nadie que en Sevilla entró".

En España se celebra la festividad de todos los santos el 1 de Noviembre, y es especialmente en Sevilla, donde la leyenda de Don Juan Tenorio cobra fuerza en las múltiples representaciones teatrales que se hacen por estas fechas. Fue escrito por el poeta José Zorrilla en 1844 y, paralelo a El burlador de Sevilla y convidado de piedra, escrito en 1630, por Tirso de Molina, que constituyen la base literaria que dio rienda suelta al mito del don Juan.

Una de las tradiciones españolas en estas fechas es representar la obra de José Zorrilla “Don Juan Tenorio” (1844), en todos los teatros del país. Esta representación especial se hace en este día porque el acto final de la obra tiene lugar en la noche de Todos los Santos y el protagonista de la obra está muy relacionado con la muerte. Aprovecharemos esta circunstancia para descubrir esos lugares de Sevilla que de alguna manera tienen en sus recuerdos los pasos del Tenorio y algunos puntos destacados de la ciudad en donde podemos reconocer a esa Sevilla del año 1545 y que durante el mandato del emperador Carlos V nos describe la obra.

La historia escrita por Zorrilla comienza una noche del año 1545, en Sevilla, durante el carnaval y la taberna en la que Don Juan y Don Luis habían acordado reunirse transcurrido un año después de su apuesta, es donde se desarrolla casi todo el Acto I de la obra. Esa taberna existe aún hoy en dia, La Hosteria del Laurel, y está situada en la Plaza de los Venerables, en el Barrio de Santa Cruz. Esta taberna, antigua "casa de gulas", casas que abundaban en Sevilla, siguen llenando sus calles, y aún mas en este mítico barrio.

La casa de doña Ana de Pantoja, que se presume, según las rutas de opera que se hacen sobre la obra, está ubicada en la Plaza de la Alianza. Catorce años antes a la publicación del libro la plaza adoptó el nombre de Plaza de la Alianza, antes había sido llamada Consuelo (siglo XV) y Pozo Seco (siglo XVI). Hoy tiene una fuente central, vigilada por la mirada de Cristo, plasmado en un mural que resalta por su tono azulado, y la Giralda, que por su cercanía, se observa imponente, desde la plaza.

El Convento, donde se encuentra recluida Doña Inés desde su nacimiento y donde lee la carta de Don Juan y se desmaya al ver a éste, se encuentra en la calle Calatrava. De un claustro real en el siglo XIX, en el que Zorrilla se haya inspirado, no se tiene referente, pese a que cerca de la calle se encuentran una serie de conventos, que podrían haber servido como punto de partida. Calatrava es una orden militar y religiosa, fundada en el reino de Castilla en el siglo XII para la protección de la villa que lleva su nombre. De esta orden, los comendadores eran de un rango muy elevado en el ámbito social. Además genera interés que en diferentes obras gráficas, en las que se representa a doña Inés, va siempre vestida con una túnica que lleva la Cruz de Calatrava, emblema de la orden, que resalta por su color rojizo.

La casa de don Gonzalo también está ubicada en el barrio Santa Cruz, en la Plaza Elvira. Para dar constancia de la constitución de este personaje y cómo se conserva desde la teatralidad de la literatura para ser llevada a un lugar real, en la plaza se encuentra una pequeña cerámica.

La Plaza de Doña Elvira , antigua judería de la ciudad, es una de las plazas con mayor encanto de Sevilla. De pequeñas dimensiones, la plaza está rodeada de naranjos y bancos de azulejos, con una fuente central. La entrada a la Plaza de Doña Elvira desde la calle Rodrigo Caro, paseando junto a las murallas del Real Alcázar, es sin lugar a dudas, una de las mayores experiencias que cualquier persona que viva o visite la ciudad de Sevilla debería disfrutar.

La casa que compró Don Juan a su regreso del destierro, seria la calle Génova, hoy Avenida de la Constitución, a cuya puerta muere, en la ficción teatral Don Juan, a travesado por la espada del capitán Centellas. Las diferentes casas en las que don Juan Tenorio habitó en la obra son desconocidas, su casa pudo estar inspirada en cualquiera que fuera contigua al río Guadalquivir. La tradición popular habla de una en particular, ubicada en la plaza de San Leandro, más exactamente en su convento, pues allí en el siglo XIV vivió la familia Tenorio, entre la que se encontraba un Juan. Pero el don Juan tiene su propio espacio en Sevilla, en la Plaza de los Refinadores, un lugar escondido, que pasa casi inadvertido para las personas en época diferente a octubre y noviembre.

Con posición erguida y la frente en alto, se encuentra don Juan, alardeando de su fama ante quienes lo ven y en su base, como si de un reto aún se tratara, se leen las frases: “Aquí está don Juan Tenorio. Y no hay hombre para él” y “Búsquenle los reñidores; Cérquenle los jugadores; quien se precie que le ataje a ver si hay quien le aventaje en juego, en lid o en amores”.

El cementerio de Sevilla si parecería ser un hecho cierto ya que una familia Tenorio tuvo cementerio propio, en extramuros de Sevilla, donde hoy está situado el Instituto Murillo, puesto que cuando se construyó este edifico como pabellón para la exposición Iberoamericana de 1929, aparecieron al hacer los cimientos algunas lápidas, y una precisamente con el nombre de Don Juan Tenorio. Los cementerios y panteones son lugares que en la teatralidad atrapan por los diferentes elementos ficticios que en ellos se describen. Al parecer la inspiración para este acto es tomada por Zorrilla de los diferentes panteones que antes las familias adineradas tenían, pues el cementerio San Fernando aparece en 1852, ocho años después de la aparición de la obra. Hoy, este lugar sirve como escenario para que grupos teatrales, conmemoren allí el aniversario de la obra y realicen visitas guiadas por el lugar.

La leyenda de Don Juan surgió en Europa durante la edad media. El primer tratamiento literario formal de la historia lo podemos encontrar en, "El burlador de Sevilla"(1630) de Tirso de Molina.

Pese a que es un personaje de ficción, según la creencia popular, don Juan Tenorio está inspirado en un personaje sevillano llamado Miguel de Mañara. Sin embargo, le ha dado a Mañara una fama errónea de seductor, que es propia del Tenorio. Es por causa de este símil popular que muchas de las rutas diseñadas para los turistas que quieren conocer la Sevilla del Tenorio, la inician en el Hospital de la Caridad, en cuyos jardines se observa la estatua de Miguel de Mañara, creada por Antonio Susillo en el año de 1902, en la que se ve su figura de caballero, con su espada colgando, mientras carga a un desvalido. Su vestuario y porte orgulloso, generan esa sensación de haber sido el punto de partida para la invención del personaje de don Juan.

La tradición de representar el Tenorio durante la festividad de Todos los Santos o la víspera de Difuntos se pierde en la noche de los tiempos. Existe disparidad de opiniones. Algunos autores dicen que Zorrilla escribió la obra un 1 de noviembre, otros se equivocan afirmando que el segundo acto, la escena del cementerio, transcurre durante ese día, pero todos coinciden en afirmar que la costumbre se estableció por los recursos dramáticos que se utilizan en la segunda parte de la obra, donde adquiere el protagonismo la muerte, las presencias fantasmagóricas, la redención y salvación del alma del arrepentido. Todo ello ambientado en un siniestro cementerio dondelos muertos cobran vida. Y también es cierto que la segunda vez que se representó el Tenorio, 16 años después de su estreno, era un 1 de noviembre. Fecha que quizá se eligió ya que por aquel entonces eran habituales las representaciones de los autos sacramentales o quizá, por casualidades de la vida o por el ojo avizor de un avispado programador. Posteriormente fueron Rafael Calvo y Antonio Vico quienes recuperaron la tradición anual de representar la obra de Zorrilla. Esperamos que la tradición siga viva durante muchos años más.

Recuerda.... Nuestras tradiciones y leyendas son nuestro orgullo y el legado de nuestros mayores...

Y por todo ello, cada año en la HOSTERIA DEL LAUREL, renace el mito de Don Juan en el mes de noviembre. Asi el próximo sabado 11 de noviembre, a partir de las 13:00 h. se representaran escenas del inmortal "Don Juan Tenorio" en nuestro establecimiento, en la Plaza de los Venerables.

2 Respuestas

  1. Augusto J. López Torres
    La representación es en la Plaza o en el establecimiento? Gracias.
    • Hosteria del Laurel
      Es en el interior del establecimiento solo si las inclemencias del tiempo impiden que sea fuera. En principio se hará en el exterior.

Agregar comentario